El inglés en tiempos del móvil

Hace más o menos un cuarto de siglo (glups) pase un mes cerca de Birmingham estudiando inglés. Previamente, en una excelente inversión de futuro, había ido a clases durante tres cursos académicos (de 6º a 8º de EGB), tres tardes por semana, así que lo que hice en ese verano del 85 fue mejorar lo que ya había iniciado. Había estudiantes de bastantes países: alemanes, italianos, franceses, austriacos, belgas, incluso algún turco o un israelí y por supuesto, españoles (digamos que en un 40%). Hace dos veranos matriculé a mis hijos a unos cursos de inglés en Cambridge, aprovechando que yo estaba allí. Sus compañeros eran principalmente árabes (Quatar, Kuwait …) algún japonés, algún italiano … y en un número elevadísimo (digamos, un 90%) españoles. Mis sobrinas, un poco mayores, adolescentes, también estudiaron en Londres el verano pasado. “¿Había muchos españoles?” pregunté “Todo eran españoles” dijeron al unísono.

En un cuarto de siglo, los españoles parece que somos los únicos, o casi, que necesitamos seguir estudiando inglés en verano. Digo yo que algo hemos avanzado -creo que el nivel 1 actual de los colegios es algo mejor que el nivel 1 de hace 25 años- pero la sensación que tengo es que discutiendo (los políticos) sobre temas absolutamente irrelevantes (EpC y la guerra en torno a ella, a favor y en contra, cuanto tiempo y energía desperdiciado) hemos perdido otra década, los años 00.

Esta reflexión la completo con una buena noticia. En la web del Ministerio de Justicia se publica la traducción al inglés y al francés de la Ley de Sociedades de Capital -no he comprobado si está completamente actualizada, espero que sí, porque al principio hay referencia explícita a la corrección de errores, pero espero que alguien tenga en cuenta las reformas futuras y actualice las traducciones-. Se añade esta traducción a la de otras normas, como el Código de comercio o la Ley concursal, que ya comenté en una entrada anterior, Internet y nuestro Derecho Mercantil. Así será más fácil que hablen de nosotros. Aunque sea mal.

Anuncios

Una respuesta to “El inglés en tiempos del móvil”

  1. Las traducciones al inglés de nuestras leyes « Mercantilista sin ánimo de lucro Says:

    […] hace un tiempo daba cuenta en El inglés en tiempos del móvil de la buena iniciativa del Ministerio de Justicia bajo la rúbrica Traducciones del Derecho […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: