No se admite la cláusula estatutaria que diga “las Juntas podrán celebrarse en término municipal distinto de aquél en que la sociedad tenga su domicilio”

La RDGRN 6-9-2013 (BOE de 14 de octubre) resuelve sobre la denegación de inscripción de la cláusula estatutaria “Las Juntas podrán celebrarse en término municipal distinto de aquél en que la sociedad tenga su domicilio” porque la previsión del artículo 175 LSC “ha de entenderse limitada al señalamiento de un término municipal distinto al correspondiente al domicilio social, sin que ampare al órgano de administración la facultad de fijar en la convocatoria libremente el término donde ha de reunirse la Junta“. Recordamos que el tenor literal del artículo 175 LSC dice que “salvo disposición contraria de los estatutos, la junta general se celebrará en el término municipal donde la sociedad tenga su domicilio. Si en la convocatoria no figurase el lugar de celebración, se entenderá que la junta ha sido convocada para su celebración en el domicilio social”.

La DGRN admite que existen excepciones a la celebración de la junta fuera del término municipal del domicilio: “[Según RDGRN 20-11-2012] se excepciona de tan riguroso régimen el supuesto de la junta universal así como el de fuerza mayor al haberlo entendido así la jurisprudencia del TS –con los matices de la STS de 28-3-1989) También la jurisprudencia de las Audiencias Provinciales ha excepcionado la rigurosidad del precepto entendiendo, en supuestos especiales, que deben tenerse en cuenta las circunstancias del caso concreto cuando de las mismas no pueda afirmarse la postergación de los derechos de asistencia y voto (SAP Zaragoza 16-1-2009). Junto a los anteriores supuestos de excepción, basados en circunstancias especiales que puedan concurrir en una Junta en particular, el artículo 175 LSC excepciona aquél en que los estatutos dispongan otra cosa, centrándose en la interpretación de este inciso el objeto de este expediente”.

Dice la DGRN que “no puede aceptarse la tesis del recurrente de que la disposición contraria a que hace referencia el artículo 175 no impone límite alguno a los administradores para fijar el lugar de la reunión donde tengan por conveniente. Con toda claridad el precepto establece que a falta de determinación en la convocatoria, el lugar de celebración será el domicilio social y que si la convocatoria fija otro lugar de reunión, debe estar dentro del mismo término municipal donde se encuentre el domicilio social. Exige en consecuencia que el lugar para la celebración de la Junta esté determinado por el domicilio social o sea determinable en un ámbito territorial limitado por el término municipal. De aquí que la disposición en contrario pueda tener como límite un ámbito similar o inferior pero nunca superior. Tampoco es aceptable que el lugar de celebración de la junta quede en una absoluta indeterminación que faculte al órgano de Administración a llevar a cabo la convocatoria en cualquier lugar. Es imprescindible que la norma estatutaria posibilite a los socios un mínimo de predictibilidad y garantice la posibilidad de que asistan personalmente a la Junta convocada si tal es su deseo (RDGRN 19-12-2012)“.

En suma, la cláusula no se admite porque es excesivamente indeterminada: “[…] No puede afirmarse en definitiva que el artículo 175 no contenga limitación alguna a la regulación por defecto porque, como queda acreditado, es preciso que exista determinación del lugar de celebración y que esté territorialmente concretado a un espacio no superior a un término municipal“.

Anuncios

2 comentarios to “No se admite la cláusula estatutaria que diga “las Juntas podrán celebrarse en término municipal distinto de aquél en que la sociedad tenga su domicilio””

  1. La Dirección vehemente: “reiteradísimamente” “justifican sobradamente” | Mercantilista sin ánimo de lucro Says:

    […] RDGRN de 14-10-2013 se pronuncia sobre dos cuestiones: la primera fue resuelta por la reciente Resolución de 6 septiembre de 2013, de la que ya dimos cuenta aquí y se refería a la posibilidad de admitir una cláusula estatutaria que permitiera celebrar las […]

  2. Practicando el tiro con arco con la DGRN | Mercantilista sin ánimo de lucro Says:

    […] A veces con la DGRN tengo la sensación de estar asistiendo a una práctica de tiro con arco, donde nos vamos acercando cada vez más al centro de la diana. Me ha pasado con la reciente Resolución de 19 de marzo de 2014 en la que, revocando el criterio del registrador, se admite la cláusula «las Juntas Generales se podrán celebrar en la localidad donde la Sociedad tenga su domicilio, o bien, dentro del término municipal de la ciudad de Palma de Mallorca, en cuyo caso deberá celebrarse ante Notario» (la sociedad está domiciliada en Santanyí, al sureste de la isla). En un intento anterior se había impedido la inscripción de la cláusula “Las Juntas podrán celebrarse en término municipal distinto de aquél en que la sociedad tenga su domicilio” (RDGRN de 6-9-2-13 comentada aquí). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: