Según el TS el concepto de grupo a efectos del levantamiento de velo no debe ser necesariamente el del 42 C.com

anim-1

Así se dice en la STS 28-2-2014, referida a un supuesto de levantamiento de velo (en alguna ocasión “levantamiento de vuelo” según una de esas leyendas urbanas que recoge frases de exámenes).

Agfa Photo Finance NV, Sucursal en España demanda a Fotoprix por el impago del arrendamiento de una serie de equipos fotográficos para revelado. En la contestación Fotoprix alegó la existencia de incumplimientos contractuales y reconvino contra otras sociedades que formaban parte del mismo grupo: Agfa Gevaert SAU, Agfa Finance NV, Sucursal en España y Agfa Photo Spain SLU –en concurso, por lo que no se admitió la reconvención en relación a ella- solicitando la aplicación de la doctrina del levantamiento del velo.

En 1ª Instancia se desestimó la demanda y se estimó parcialmente la reconvención, condenando por igual a todas las sociedades demandadas previa declaración de que todas ellas constituyen un grupo y, por tanto, están legitimadas pasivamente: se dijo que la demandante inicial y las dos demandadas reconvencionales “son instrumentos de un todo económico que, por razones de organización de un negocio en divisiones (la financiera, la comercial, la matriz, la delegación o sucursal en España, etc) adopta la forma societaria“. En apelación se argumentó que la extensión de responsabilidad se basaba como único presupuesto y argumento en la existencia de un grupo de sociedades. La AP salvo algunas matizaciones en el contenido, sostuvo en lo esencial la misma posición. Siguiendo la declación del JM “más allá de la legitimación activa y pasiva formal de las diferentes personas jurídicas que litigan, el conflicto debe resolverse globalmente, haciendo caso omiso de la personalidad jurídica independiente, que cada una de ellas quiere hacer valer respecto a los diferentes contratos y acuerdos comerciales objeto de litigio”, la Audiencia afirma que “en definitiva, se trata de un grupo de empresas, bajo la dirección única de Agfa Gevaert SAU, por lo que todas están legitimadas activa y pasivamente en este pleito”.

El TS dice al respecto que “no se aprecia en todo ello infracción alguna de la doctrina jurisprudencial reiterada por esta Sala acerca del llamado “levantamiento del velo de la persona jurídica” que tiende a evitar los perjuicios que se pudieran ocasionar a terceros mediante la instrumentalización de varias sociedades conectadas entre sí”. Remite a la STS de 28-10-2013, que “recuerda cómo la norma general ha de ser la de respetar la personalidad de las sociedades de capital y las reglas sobre el alcance de la responsabilidad de las obligaciones asumidas por dichas entidades, que no afecta a sus socios y administradores, ni tampoco a las sociedades que pudieran formar parte del mismo grupo, salvo en los supuestos expresamente previstos en la Ley, si bien lo anterior no impide que «excepcionalmente, cuando concurren determinadas circunstancias -son clásicos los supuestos de infracapitalización, confusión de personalidades, dirección externa y fraude o abuso- sea procedente el “levantamiento del velo” a fin de evitar que el respeto absoluto a la personalidad provoque de forma injustificada el desconocimiento de legítimos derechos e intereses de terceros”. Concluye que “dicha excepcionalidad se justifica suficientemente en el presente caso […] singularmente por la interferencia de Agfa Gevaert en contratos respecto de los que ahora afirma ser ajena y por la muy significativa coincidencia de domicilio social”.

Señala el TS, en fin, que no se infringe el artículo 42 C.com porque las demandadas en reconvención no formen parte de un grupo de sociedades conforme la definición legal: “Precisamente la necesidad del “levantamiento del velo” se produce porque la conexión entre las sociedades puede ser establecida al margen de lo dispuesto en la ley con el fin de beneficiarse mutuamente de su existencia. Lo verdaderamente determinante en el caso no es que se trate de varias sociedades que actúan conjuntamente en grupo con sujeción a lo previsto en la ley, sino la demostración de que existen varias entidades – con personalidad jurídica propia y separada- que interesadamente intervienen en el tráfico distribuyendo entre ellas derechos y obligaciones en la forma que estiman más conveniente para sus intereses, con posible perjuicio para terceros, lo que nada tiene que ver con que den o no adecuado cumplimiento a las disposiciones legales que regulan los grupos de sociedades”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: