Adios y gracias

Uno de los mejores recuerdos que tengo del Mundial 2010 fue ver el España Chile en compañía de un montón de mercantilistas, reunidos en Málaga con ocasión de un Congreso. Me acordé de ese momento ayer. Se perdió con los que se tenía que perder. Más allá de individualizar, fue un fallo sistémico global digno de un capítulo de House. Era lupus.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: