La SL puede denegar la autorización para transmitir participaciones sociales sin comunicar adquirentes alternativos si los estatutos reconocen un derecho de separación

De entre las cinco Resoluciones de contenido societario que publica el BOE de hoy, me parece especialmente interesante la RDGRN 20 de mayo de 2016 (BOE 9-6). Las razones son principalmente dos. De una parte, porque estima el recurso, lo que en general me suele parecer un interés añadido para cualquier Resolución. De otro lado, porque se refiere a una temática crucial en la vida de las sociedades que no suele tener demasiada presencia en las Resoluciones. Además, es destacable que se invoca el artículo 188.1 RRM.

Respecto del fondo del asunto, mediante el presente recurso se pretende la inscripción de una cláusula estatutaria de una SL en la que, después de disponer que cualquier transmisión inter vivos de las participaciones sociales quedará sometida al consentimiento de la sociedad, que se expresará medianteacuerdo de la junta general, se añade que «la sociedad podrá bien denegar la autorización para transmitir; bien autorizar la transmisión de forma incondicional; o bien autorizarla condicionada a que el comprador ofrecido por el socio que proponga transmitir las participaciones acepte comprar también las del resto de los socios que también se ofrezcan a transmitirlas», y que «en cualquier caso en que se deniegue al socio la autorización para transmitir, éste podrá separarse de la sociedad dentro del plazo de un mes a contar desde la recepción por dicho socio de notificación fehaciente de la denegación de la autorización remitida por la sociedad», todo ello en los términos transcritos en los antecedentes de hecho de esta resolución.
La registradora suspende la inscripción solicitada porque, a su juicio, no cabe la mera negativa de la sociedad a la solicitud de transmisión de las participaciones sin la comunicación de adquirentes alternativos ya sean otros socios, terceros o la propia sociedad, conforme al artículo 107.f LSC.
[…] En el vigente régimen legal supletorio se ha optado por la disposición según la cual, para el caso de denegación de la autorización se impone a la sociedad la obligación de presentar un adquirente de las participaciones, de modo que el socio pueda tener satisfecho su interés en realizar mediante la transmisión el valor económico de las mismas. No obstante, este sistema, precisamente por su carácter de régimen supletorio, deja margen a la autonomía de la voluntad de los propios socios para disciplinar otras alternativas en la limitación de la transmisión de las participaciones siempre que aseguren al socio la razonable posibilidad de transmitir sus participaciones (siquiera sea con las limitaciones propias de una sociedad cerrada) o la posibilidad de salir de la sociedad para que no quede convertido en una suerte de «prisionero de sus participaciones». En este sentido, la introducción convencional, en los estatutos sociales, del derecho de separación del socio (aparte su carácter de medida para proteger a la minoría frente al carácter vinculante de los acuerdos adoptados por la mayoría, bien cuando supongan una modificación de elementos básicos de la configuración de la sociedad -objeto, plazo de duración, transformación, etc.– bien por alterar derechos de los socios de especial relevancia -transmisibilidad de sus derechos, mayorías de decisión, etc.–), también es admitida como compensación por la eventual prohibición estatutaria de la transmisibilidad de las participaciones sociales (en los limitados términos permitidos por el artículo 108.3 LSC) o por las dificultades que para la realización del valor patrimonial de las participaciones se derivan de las limitaciones a que está sujeta la transmisibilidad de la posición del socio y de la inexistencia de un mercado de participaciones. Por ello, no cabe rechazar la inscripción de la cláusula debatida, en cuanto atribuye al socio el derecho de separación para el caso de denegación de la autorización para transmitir sus participaciones, de modo que no perturba la realización del valor patrimonial de las participaciones con una dificultad objetiva que sea prácticamente insalvable, y no puede considerarse que rebase los límites generales a la autonomía de la voluntad (1255 y 1258 C.c., 28 LSC, 188.1 RRM).

 

Anuncios

2 comentarios to “La SL puede denegar la autorización para transmitir participaciones sociales sin comunicar adquirentes alternativos si los estatutos reconocen un derecho de separación”

  1. Antonio Perdices Says:

    interesante por dos motivos:
    de un lado pone a las claras el mecanismo de la cláusula de tag-along, que no es más que el de una cláusula de autorización. De otro porque a mi juicio la resolución se equivoca, al menos en parte, cuando dice “siempre que aseguren al socio la razonable posibilidad de transmitir sus participaciones (siquiera sea con las limitaciones propias de una sociedad cerrada) o la posibilidad de salir de la sociedad para que no quede convertido en una suerte de «prisionero de sus participaciones”. Eso no es así. En efecto, no hay ningún problema en que el socio, incluso si es accionista, quede prisionero de su título y no pueda transmitir si se verifica la causa prevista en los estatutos. No en vano eso dice el art. 123 LSC para las anónimas. No hay que asegurar una transmisibilidad, hay que asegurar la justicia de la negativa de la sociedad a la transmisión pretendida. Otra cosa es que como aquí se prevé se establezca la separación para el caso de negativa, con lo que se evita tener que describir la causa de denegación. Pero repito, si en los estatutos se prevé una causa de denegación -p.ej., no transmitir a competidores- la concurrencia de la misma deja al socio perfectamente prisionero de la sociedad si lo que quería era transmitir a un competidor.

  2. merchantadventurer Says:

    Gracias por el comentario, Antonio. Me parece un matiz muy interesante y una precisión necesaria

    Por otro lado, por razones distintas -y de menos peso. que las tuyas- a mi también me sonaba raro ese párrafo: seguramente porque esa idea de “prisionero de sus títulos” se había formulado en su momento en referencia a las acciones y era muy gráfica, pero en cambio trasladada a una SL pierde parte de su fuerza, por el propio carácter de la limitada.

    En cuanto al tema del tag-along como claúsula de autorización cuando tenga un poco más elaborada una idea te dejaré un comentario en las “Lecciones” 🙂

    Insisto en lo extraordinario hoy en día de ver invocada, ni siquiera de manera secundaria una norma “material” del RRM como es el 188

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: